IDEAS PARA REGALAR

En: Vida saludable En: Comentario: 0 Visualizaciones: 400

 

La rutina diaria y el constante ir y venir a veces nos hace olvidar las cosas importantes y también de las personas. Para que sepan que estamos ahí como siempre no hace falta que tengamos constantemente grandes gestos pero sí algún pequeño detalle, que les haga sentirse queridos.

Ya sea en una relación amorosa, en una familiar o simplemente entre amigos, nunca está de más acordarse de hacerles un pequeño obsequio que les haga darse cuenta de que también pensamos en ellos. 

Claves para tener un buen detalle

Aunque parezca una tontería para tener un detalle con una persona y acertar, es necesario conocerla un poco, saber sus gustos, sus aficiones, sus vicios…a continuación te damos las claves para acertar siempre con ellos:

  • Interésate por su vida: interesarse por la vida de alguien no es hacerle un interrogatorio pero sí preguntarle de vez en cuando qué tal está, qué novedades tiene…
  • Pasa tiempo con ellos: si pones interés en su vida pero no pasas tiempo con ellos el problema es similar. Es cierto que a veces resulta realmente complicado quedar con alguien pero está claro que si las dos personas quieren y ponen de su parte al final lograrán verse aunque sea un ratito.
  • Aprende a escuchar: a veces podemos preguntar y pasar tiempo con amigos y familiares pero no saber realmente nada sobre ellos. Escuchar es clave para conocer a la gente y aunque a todo el mundo le gusta hablar sobre sí mismo seguro que en la conversación hay tiempo para que ambas partes participen.
  • No te preocupes por el precio: cuando se trata de un detalle lo más importante es acertar. No tiene por qué ser algo carísimo. No es un regalo material sino una forma de expresar nuestras atenciones e interés por otra persona.
  • No tiene que ser todos los días: hay personas que se acostumbran tantísimo a recibir obsequios a diario que llega un punto en el que si no lo reciben preguntan por él.
  • Personaliza lo máximo posible: lo que más gusta de los regalos sin duda es cuando están escogidos expresamente para esa persona, cuando la persona que lo recibe siente se siente querido y escuchado.

 

 

IDEAS  PARA  REGALAR

Entre 5 y 10 Euros

 

 

 

MODELO MANEKI NEKO - 5 EUROS

Regalo para desear SUERTE y ABUNDANCIA EN LOS NEGOCIOS.

COMPRAR

 

Historia del gato chino de la suerte

Existen varias historias acerca del gato de la suerte.

La historia más popular cuenta que durante el siglo XVII en Japón había un templo con pocos recursos económicos y el monje que vivía en él era muy pobre. Sin embargo, compartía con una gata la poca comida que tenía.

Un día, un señor feudal fue a cazar al bosque cercano al templo cuando, de repente, empezó a llover. Para protegerse de la tormenta, decidió cobijarse bajo un árbol que estaba en las afueras del templo. Fue entonces cuando vio a una gata que le hacía señas con una pata para que se acercase al templo.

El hombre decidió acercarse al templo. Acto seguido sobre el árbol en el que se había refugiado cayó un rayo. El señor feudal decidió pagar la reparación del templo y se aseguró de que el monje y su gata no volviesen a pasar hambre.

Tras la muerte de la gata, se creó el símbolo del Maneki Neko para honrarla.

 

Los calcetines se entregan con un punto de libro con la explicación de la simbología del dibujo. No se trata de regalar un simple calcetín,  sino de desear la mejor vibración e intención a alguien especial.

Algo sencillo, bonito y para nada caro.

 

MODELO MANEKI NEKO - 5 EUROS

Regalo para desear FUERZA Y REGENERACIÓN.

COMPRAR

El grabado japonés más conocido en Occidente es con toda probabilidad  La gran ola de Kanagawa de Katsushika Hokusai, se trata de uno de los ejemplos más destacados de la estampación de paisajes Ukiyo-e (pinturas del mundo flotante) del periodo Edo (1615-1868).

En esta dinámica e impactante imagen la gran ola domina la composición, está a punto de embestir bruscamente contra las tres desvalidas barcazas (oshiokuri-bune) en las que los ocho tripulantes de cada una de ellas se afanan para evitar el inminente vuelco. Se trata de un instante dramático en el que se impone el poder de la naturaleza sobre la pequeñez del hombre y su fragilidad. La cresta de espuma de esta ola piramidal se cuelga en el espacio como si se tratase de garras o fauces de monstruos, dispuestas a devorar a los marineros ante la imperturbable serenidad del Monte Fuji, cubierto de nieve, que se erige majestuoso en el horizonte entre el sereno hueco que forma la gran ola. El cielo amenaza tormenta, dotando de una imagen más agobiante si cabe a la escena.

Nos recuerda que la tempestad pasará y por muy grande que sea la tormenta, se resistirá.

Los calcetines se entregan con un punto de libro con la explicación de la simbología del dibujo. No se trata de regalar un simple calcetín,  sino de desear la mejor vibración e intención a alguien especial.

Algo sencillo, bonito y para nada caro.

 

Comentarios

Deje su comentario