Hiperhidrosis o exceso de sudor en los pies.

En: FIBRA BAMBÚ En: Comentario: 0 Visualizaciones: 380

Es una afección por la cual una persona suda demasiado y de manera impredecible. Puede ser síntoma de enfermedades metabólicas o neurológicas. Las personas con hiperhidrosis pueden sudar incluso cuando la temperatura es fresca o cuando están en reposo en algunas partes del cuerpo, como en las axilas, la cara, la palma de las manos y en el caso de los pies se localiza en la planta, lo que a parte de ser bastante molesto puede llegar a causar o agravar problemas como el pie de atleta o verrugas plantares entre otros.

Cuando existe un exceso de sudoración en los pies se favorece el desarrollo de las bacterias dando lugar a problemas y molestias que nos afectan en nuestra vida diaria:

  • Mal olor de pies y zapatos
  • Sensación de incomodidad por los pies húmedos
  • Infecciones bacterianas
  • Erupciones cutáneas
  • Hongos en unas y pies

 

Hiperhidrosis causas:

La hiperhidrosis plantar puede deberse a diferentes causas y también puede ser agravada por algunas condiciones:

  • Ejercicio físico, si practicamos con asiduidad algún deporte en el que se sude mucho.
  • Estres emocional
  • Herencia, en éste caso también juega un papel importante la genética, ya que si en la familia hay personas que lo han padecido tenemos más posibilidades de sufrirlo nosotros.
  • Alimentación, también es muy importante, alimentos con olores fuertes como el ajo o la cebolla, las grasas saturadas, el alcohol o las bebidas con cafeina pueden influir en la cantidad de sudor aumentándolo y también en su olor.
  • El uso de calzado y calcetines de mala calidad o que no permitan una correcta transpiración del pie.

Hiperhidrosis tratamiento

Existen diferentes tratamientos dependiendo del grado de hiperhidrosis:

  • Uso de transpirantes fuertes, como los que contienen cloruro de aluminio, que en la mayoría de los casos solo se deben usar con prescripción médica.
  • Botox, esta toxina inhibe la sudoración y el tratamiento suele tener efectos durante meses, siempre también bajo consejo del médico.
  • Cirugia "denervación simpática",  solo se recomienda en los casos más graves y en el caso de no ser efectivos el resto de tratamientos.

Hiperhidrosis prevención

Hay algunas cosas que puedes hacer para prevenir y reducir la hiperhidrosis en los pies:

  • Usar zapatos de materiales transpirables y que no aprieten en exceso para permitir una correcta ventilación.
  • Utilizar varios pares de zapatos e ir cambiándolos para permitir que se sequen completamente antes de volverlos a usar, es aconsejable airearlos en la ventana o terraza y quitarles las plantillas si es posible para que también se puedan secar del todo.
  • No ponerse zapatillas deportivas a no ser que se vaya a practicar deporte.
  • Usar calcetines de  fibras naturales como la fibra de Bambú  y Algodón.                          

  • CARACTERÍSTICAS DE LA FIBRA DE BAMBÚ;

Antibacteriana: Esta fibra contiene agentes que previenen la aparición de bacterias, logrando así mantenerlas frescas y libre de mal olor.

Evita alergias: La suavidad de las fibras de bambú son una alternativa ideal para quienes tienen un tipo de piel sensible.

Térmica: Mantiene el cuerpo fresco en verano y cálido en invierno.

Absorbe humedad: La fibra de bambú es cuatro veces más absorbente que el algodón.

No se pega al cuerpo: Esta fibra no se pega al cuerpo cuando nos enfrentamos a elevadas temperaturas.

Suavidad y brillo: Este tipo de fibra es más suave que el algodón, debido a la presencia de pectina.

Es un recurso natural sostenible y abundante. Sin pesticidas: Una plantación de bambú no se necesita pesticidas o fertilizantes, florece naturalmente.

Ahorra agua. El bambú es una planta que requiere poca agua para su riego, algo que el algodón sí necesita en grandes cantidades para crecer.

  • Ponerte unas plantillas absorbentes y con carbón activado te puede ayudar mucho a mantener tus pies secos y evitar y reducir el mal olor de pies y zapatos, cuando estén húmedas las debes sustituir por otras.
  • La higiene es muy importante, hay que prestar especial atención a lavar bien los pies, sobre todo entre los dedos, pero es igual de importante el secado, hay que procurar secarse completamente los pies, te puedes ayudar de un secador de pelo.
  • Usar polvos o espray o algún producto antitranspirante una o dos veces al día
  • Los baños alternos de agua fría y caliente estimulan la circulación y ayudan a evitar la sudoración excesiva.

  • 5 trucos caseros que te ayudará a evitar el exceso de sudoracion y también el mal olor de pies :

1. Infusión de romero, menta y salvia

Combinando las propiedades astringentes y antibacterianas del romero, la menta y la salvia podemos obtener un producto natural para ayudar a disminuir el exceso de sudor en los pies y, de paso, erradicar el mal olor

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 2 cucharadas de romero (20 g)
  • 1 cucharada de hojas de menta (10 g)
  • 1 cucharada de salvia (10 g)

Preparación

  • Primero, pon a calentar el agua y, cuando alcance su punto de ebullición, agrégale las hierbas.
  • Luego deja que repose 15 minutos y cuélala.

Modo de uso

  • Primero, vierte la infusión en una tina pequeña o barreño y luego sumerge los pies durante 20 minutos.
  • Sécalos al finalizar el tratamiento

Se recomienda repetir su uso, por lo menos, 3 veces a la semana.

2. Té negro

El ácido tánico que contiene el té negro ayuda a regular el pH de la piel de los pies, evitando la humedad y el crecimiento excesivo de hongos y bacterias.

Su aplicación en baños puede ayudar a disminuir los malos olores. Además, ayuda a crear una capa protectora contra las infecciones que causan grietas y acumulación de piel muerta.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de té negro (30 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Incorpora el té negro en el agua hirviendo y luego déjalo reposar 15 minutos.
  • Por último, filtra la bebida con un colador y viértela en un recipiente.

Modo de uso

  • Sumerge los pies en la infusión y déjalos 20 minutos.
  • De modo opcional, también se puede aplicar el tratamiento con un spray.

Se recomienda repetir su uso 2 o 3 veces a la semana.

3. Bicarbonato de sodio.

El Bicarbonato de sodio es un ingrediente astringente y antiséptico que ayuda a neutralizar la sudoración excesiva de los pies mientras elimina la presencia de hongos o agentes infecciosos. Su uso ayuda a equilibrar el pH de la piel en esta zona del cuerpo y, gracias a esto, impide que se generen olores desagradables.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)
  • 3 tazas de agua (750 ml)

Preparación

  • Primero, calienta las tazas de agua, sin dejarlas hervir, y luego viértelas en un recipiente.
  • A continuación, agrega el bicarbonato de sodio y remuévelo para que se diluya.

Modo de uso

  • Pon los pies en remojo durante 20 minutos y sécalos bien.
  • De modo opcional, agrega un poco de bicarbonato en el calzado y luego déjalo actuar, por lo menos, 12 horas.

Se recomienda utilizarlo mínimo 3 veces a la semana.

4. Almidón de maíz y aceite de coco.

Una crema natural elaborada con almidón de maíz y aceite de coco nos ayuda a controlar el exceso de humedad en los pies y, de paso, hidrata la piel y deja una sensación de suavidad y limpieza. Estos ingredientes alteran el ambiente que necesitan los microbios para proliferarse y, debido a esto, son idóneos para evitar olores fuertes.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de almidón de maíz (20 g)
  • 3 cucharadas de aceite de coco (45 g)

Preparación

  • Combina el almidón de maíz con el aceite de coco hasta conseguir una pasta cremosa.

Modo de aplicación

  • Frota el tratamiento sobre los pies y luego déjalo actuar 20 minutos.
  • Por último, enjuaga y seca bien.

 

5. Aceite esencial de árbol de té

Conocido por su poder antimicrobiano y astringente, el aceite esencial de árbol de té es otra de las alternativas naturales para controlar la hiperhidrosis que afecta a la salud de los pies. Tiene propiedades antitranspirantes y antifúngicas que, además de evitar la humedad excesiva, previenen el crecimiento de hongos y gérmenes. Con todo, es importante no aplicarlo directamente sobre la piel. Además, se debe usar rebajado con agua, ya que es uno de los bactericidas más potentes que existen.

Ingredientes

  • 3 tazas de agua (750 ml)
  • 1 cucharada de aceite esencial de árbol de té ( 15 g)

Preparación

  • Primero, pon a calentar las tazas de agua y, cuando alcancen una temperatura soportable para la piel, agrégale el aceite de árbol de té.
  • A continuación, pon la solución en un barreño o recipiente amplio.

Modo de aplicación

  • Sumerge los pies durante 15 o 20 minutos y luego sécalos.

Se recomienda repetir el remedio 2 o 3 veces a la semana.

Qué es la Hiperhidrosis o exceso de sudor en los pies y cómo controlarlo.

Comentarios

Deje su comentario